VISIÓN ECOSISTÉMICA

Nuestra visión de la naturaleza influye en cómo nos relacionamos con ella. La visión ecosistémica es una invitación a cambiar la visión y la forma en que nos vinculamos con la naturaleza

Durante mucho tiempo nos enseñaron una visión utilitaria de la naturaleza, siendo ésta una fuente inagotable de recursos. También nos han dicho que la naturaleza es “el medio que nos rodea”, situándonos siempre al centro.

La visión ecosistémica nos invita a reconectarnos con la naturaleza y cambiar nuestra relación con ella a partir del reconocimiento de los valores naturales del territorio, y de nuestra participación como un elemento más de un sistema interconectado.

En este sistema interconectado, llamado naturaleza, todos sus componentes, incluido el ser humano, se ven afectados por los procesos que aquí ocurren, así también cada uno de nosotros puede aportar a su conservación o deterioro con las decisiones que tomamos diariamente.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos en la naturaleza?, ¿Qué acciones realizas para cuidar la naturaleza?

CONSERVACIÓN MULTIDIMENSIONAL

La conservación requiere de un abordaje multidimensional, es decir, no basta con considerar solo lo ambiental y ecológico, también deben sumarse otras dimensiones para que sea efectiva.

La conservación requiere de un abordaje multidimensional, que supere lo estrictamente ecológico.

La Conservación Efectiva requiere trabajar en cinco dimensiones de manera simultánea; la dimensión ambiental, la dimensión social, la dimensión cultural, la dimensión económica, y la institucionalidad, que es esencial para resguardar la conservación, por lo cual está al centro del abordaje multidimensional.

Fundación MERI aporta al modelo de conservación efectiva principalmente desde las dimensiones ambiental y social, desarrollando investigación científica y educación ambiental, al servicio de la conservación, y en vinculación con las comunidades.

La conservación requiere conocer, entender y monitorear las especies que habitan los territorios, específicamente aquellas que se encuentran amenazadas por factores antropogénicos, para así promover soluciones que permitan reducir sus amenazas. Fundación MERI trabaja en alianza con instituciones nacionales e internacionales para desarrollar investigaciones científicas, programas de educación ambiental y actividades de vinculación pertinentes al territorio.

La pertinencia territorial se logra priorizando Objetos de Conservación (OdC) en cada territorio en el que se aplica el modelo de Conservación Efectiva – Reservas Elementales-. Los OdC pueden ser especies o ecosistemas vulnerables y amenazados, y las líneas de acción de Fundación MERI, tanto en ciencia, como en  educación ambiental, y vinculación con las comunidades, se orientan a minimizar las amenazas y las brechas de conocimiento de estos OdC, y fortalecer el rol activo de la comunidad, y de la sociedad completa, en su conservación.

De este modo, Fundación MERI busca proteger la diversidad biológica desde una perspectiva multidimensional e integral, porque entiende que los humanos somos parte de esta diversidad y que la salud del ambiente incide directamente en la salud de todas las especies que habitamos el planeta.

CAMBIO CLIMÁTICO

El clima de la Tierra cambia en forma natural entre más fríos o más cálidos, durante largos períodos de tiempo, permitiendo a los seres vivos adaptarse a estas modificaciones. Sin embargo, las actividades humanas han influido en el cambio climático natural de la Tierra, afectando sustancialmente la vida de todos sus habitantes.

Si bien es un proceso natural, se ha acelerado por actividades humanas, las que emiten gases de efecto invernadero (GEI). Los gases se acumulan en la atmósfera, aumentando en forma continua la temperatura del planeta. Esto influye en la variación del clima del mundo, afectando consecuentemente a los habitantes que residen en las zonas más impactadas.

Las consecuencias de la prolongación de las sequías, las inundaciones, el deshielo, la brusquedad de los huracanes y la desertificación, entre tantos otros fenómenos, reflejan el impacto multidimensional del cambio climático.

Por lo mismo, el calentamiento global se ha vuelto una urgencia planetaria que exige que todos los agentes de la sociedad intervengan colaborativamente.

Rol de los océanos en el Cambio Climático

La ONU proclama el período 2021-2030 como la “Década de las Ciencias
Oceánicas para el Desarrollo Sostenible”.

El océano cubre el 72% de la superficie terrestre, siendo clave para la vida del planeta y parte fundamental del equilibrio del clima global. Además, son
termorreguladores, manteniendo al planeta en una temperatura óptima, ya que absorben mil veces más el calor que la atmósfera y lo redistribuyen por medio de las corrientes oceánicas y del intercambio con la atmósfera.

Los océanos poseen el 96% de toda el agua del planeta, proporcionando mundialmente más de un 20% de proteína animal para mil millones de personas de todo el mundo, siendo los ecosistemas costeros los que producen casi el 80% de los recursos que explotan el 90% de las pesquerías mundiales.

Todos los habitantes del planeta dependemos directa o indirectamente de los océanos, gracias a que nos proporciona el 55%del oxígeno que respiramos y es una fuente importante de recursos, como energía, alimentos, medicina, transporte, turismo, entre otros.

¿Cómo crees que afecta el cambio climático en tu territorio?

Las características geográficas de Chile, lo convierten en un gran laboratorio natural para estudiar las consecuencias del cambio climático y proponer alternativas de mitigación.

Conoce más del trabajo de Fundación MERI asociado al Cambio Climático