I Seminario de ruido submarino

Seminario de ruido

Esta instancia creada por el Ministerio de Medio Ambiente, y de la cual Fundación MERI es parte, busca gestionar el ruido submarino y prevenir sus impactos en la biodiversidad. El próximo 10 de diciembre se realizará el primer encuentro en esta materia, organizado por los miembros del Comité Operativo para el Fortalecimiento de la Gestión del Control de Ruido Submarino: órganos del Estado con competencia en esta materia y actores del mundo científico y de la academia. Los invitamos desde ya a reservar la fecha y participar de esta actividad online.

¿Qué es el ruido submarino? Actividades usuales en el mar, como el tráfico marítimo, detonaciones de cañones de aire comprimido utilizados para estudios sísmicos en la búsqueda de petróleo y gas, o la acuicultura y la colocación de pilotes, entre otras, generan sonido y vibraciones que pueden afectar en mayor o menor grado a la vida submarina. No solo las ballenas, delfines o focas, también peces e invertebrados, pueden sufrir desde estrés y desorientación hasta lesiones internas e incluso la muerte.

¿Por qué es importante controlar el ruido submarino y sus efectos en ballenas y otras especies? Las ballenas prestan una serie de servicios ecosistémicos, por ejemplo, en la absorción de dióxido de carbono, llegando a capturar hasta 33 toneladas durante su vida, las que se hunden con ellas hasta el fondo del océano cuando mueren de forma natural. También colaboran con la fertilización y salud de los océanos, como con el fitoplancton, responsable de la producción del 50% del oxígeno del planeta, lo que las hace una especie clave en la mitigación del cambio climático. Esto sin contar sus aportes al desarrollo de comunidades locales a través del turismo sostenible.

Proteger a las ballenas y sus servicios ecosistémicos está en la base del desarrollo del proyecto The Blue Boat Initiative, iniciativa público-privada conjunta entre el Ministerio de Medio Ambiente y Fundación MERI, que busca proteger a las ballenas y otros cetáceos de las costas nacionales de los efectos del tráfico marítimo, entre ellos el ruido submarino y el riesgo de colisiones, a través de una red de boyas inteligentes que alerten a embarcaciones de la cercanía de estas especies, para que modifiquen sus rutas y velocidad. Además, estas boyas monitorearían la salud de los océanos a través de sensores inteligentes.

Es por esto que Fundación MERI ha sido invitada a ser parte de este Comité, y es también parte de los organizadores del I Seminario de Ruido Submarino, programado para el próximo 10 de diciembre, en modalidad online. Pronto entregaremos más detalles sobre el programa y los invitados a esta actividad.

Como adelanto, los invitamos a escuchar este capítulo de #MMAenCasa, una conversación en Instagram Live, con Camilo Padilla, profesional del Departamento de Ruido, Lumínica y Olores en el Ministerio del Medio Ambiente, que habla sobre el Comité de Ruido Submarino y sus actividades.