EDUCACIÓN AMBIENTAL

La educación ambiental que desarrolla Fundación MERI tiene como objetivo de promover la valoración y protección de los Objetos de Conservación (OdC) de las Reservas Elementales, a partir de la visión ecosistémica.

El desconocimiento influye en gran parte de las amenazas que afectan la conservación del patrimonio natural de Chile. La educación para reconocerlas, y la promoción de buenas prácticas para evitarlas, permite disminuir sus efectos negativos, e impulsar a personas e instituciones, públicas y privadas, para la conservación de su territorio y del patrimonio natural.

Actualmente, Fundación MERI desarrolla esta línea de acción en los territorios de las latitudes 22°, 33° y 44°, asociados a las Reservas Elementales Puribeter, Likandes y Melimoyu, respectivamente. En Patagonia norte o latitud 44°, MERI lleva 6 años desarrollando programas y actividades de educación ambiental, mientras que los otros territorios se encuentran en fase de planificación y diseño.

Creemos que para proteger la naturaleza no basta con amarla, es necesario saber cómo la afectamos (amenazas) y cómo podemos cuidarla (buenas prácticas ambientales).

  • Se guían por los objetivos de la educación de la educación ambiental planteados por la UNESCO en 1977, en la Conferencia Internacional de Tbilisi.
  • Consideran al ser humano como un ser multidimensional, por tanto se basan en la metodología de aprendizaje integral y experiencial, trabajando lo corporal, emocional, sensorial y cognitivo para desarrollar la visión ecosistémica.
  • Facilitan espacios de encuentro educativo y de intercambio de conocimiento, con los habitantes de los territorios.
  • Impulsan la conservación desde la cotidianidad y la vocación, en niños, niñas jóvenes y adultos. Por tanto, los habitantes e instituciones forman parte de la conservación de su territorio.

La conservación efectiva es desafiante, por lo que en cada territorio se trabaja con niños, niñas, jóvenes y adultos, y siempre se considera la participación o colaboración de los sectores privados, público y civil.

Cobertura

En la latitud 44°, desde el año 2015 a la fecha , hemos aumentado progresivamente la cobertura de nuestros programas y actividades educativas, con niñas, niños, jóvenes y adultos de localidades y escuelas rurales del litoral de la Patagonia norte.

Inicialmente se prioriza el trabajo en localidades y escuelas rurales multigrado de las comunas de Cisnes y Las Guaitecas en la región de Aysén. Luego, desde el 2017 a la fecha, se expande la cobertura paulatinamente a las provincias de Chiloé y Palena en la región de Los Lagos. Actualmente, las labores de educación ambiental en la latitud 44°, se implementan en diferentes localidades a lo largo de este territorio

En el caso de las escuelas de las comunas de Cisnes y Las Guaitecas, cada año, desde 2016, Fundación MERI realiza la Ruta de Navegación Educativa , un recorrido vía marítima que lleva los Programas de Educación Ambiental MERI a los estudiantes de las escuelas multigrado más cercanas a la Reserva Elemental Melimoyu, en localidades con acceso principalmente marítimo que rodean el Golfo Corcovado.

  • Puerto Gala: Escuela Madre de la Divina Providencia.
  • Melimoyu: Escuela pública de Melimoyu.
  • Raúl Marín Balmaceda: Escuela Amanda Labarca Humberstone.
  • Melinka: Escuela del Repollal.
  • Quellón: Centro educacional San Agustín.

El 2018, Fundación MERI amplía la cobertura de sus programas y actividades de educación ambiental en la Isla Grande de Chiloé. Actualmente, se implementan los programas educativos en tres escuelas multigrado rurales de la comuna de Castro, del sector de la península de Rilán:

  • Escuela Inés Bazán
  • Escuela de Curahue
  • Escuela de La estancia

En el caso de otros establecimientos educacionales o instituciones locales (municipios, juntas de vecinos u otras agrupaciones sociales) correspondientes al área de cobertura e interesados en participar en instancias ligadas al cuidado ambiental contamos con actividades de educación ambiental de menor duración, las que se ejecutan bajo una anticipada coordinación entre las partes.

Trabajamos en estrecha colaboración con comunidades y con actores locales que pueden contribuir activamente en la reducción de amenazas y difusión de buenas prácticas ambientales.

Campamento Navegantes es un programa de educación ambiental dirigido a estudiantes de 5° a 8° básico de las regiones de Los Lagos y Aysén, el cual se implementa en un formato de 3 días y 2 noches en la Reserva Elemental Melimoyu.

Navegantes busca despertar el sentido de pertenencia ecosistémico, a partir de la conexión con la naturaleza en la Reserva Elemental Melimoyu, mediante un espacio de encuentro educativo y vinculación entre niños, niñas y adolescentes que habitan la Patagonia Norte. El campamento se desarrolla con el apoyo de profesionales y científicos de Fundación MERI, quienes facilitan experiencias de aprendizaje integral y experiencial, y velan por la seguridad y bienestar de los participantes.

Para seleccionar a los participantes, todos los años se convoca a estudiantes entre 5to y 8vo básico de las comunas de Castro, Chaitén, Quellón, Cisnes y Las Guaitecas, a postular al “Concurso Científico Escolar Navegantes”.

Este concurso busca fomentar el interés por la investigación en los estudiantes, invitándolos a postular sus propias investigaciones sobre los ecosistemas y biodiversidad, o sobre la cultura e historia local de Patagonia norte, como también sobre tecnologías que ayuden a solucionar problemas ambientales de su territorio.

Para más información sobre el concurso y cómo postular, solicita las bases a:  info@fundacionmeri.cl

Los Chono o Guaiteca, son un pueblo originario ya extinto. Era un pueblo nómade y canoero que habitó los canales australes de Chile, desde el Archipiélago de Chiloé hasta la península del Taitao y golfo de Penas (XI región), desplazándose en sus canoas o dalcas en busca de alimento y refugio.

Sus huellas y saberes ancestrales todavía permanecen en este territorio, por ello Fundación MERI con el fin de relevar su importancia y legado, ha desarrollado una cápsula audiovisual y actividad educativa para estudiantes que permite revivir su cultura y reconocer los saberes ancestrales Chono que forman parte de las costumbres y oficios tradicionales del territorio austral.

Si quieres coordinar una visita en tu escuela, comunidad o institución, escríbenos a: